domingo, 23 de julio de 2017

Danzart Bolivia estrena “Nuestra Señora de La Paz”

Danzart Bolivia, que dirige Carmen Arce, prepara un homenaje espectacular por al aniversario de La Paz. Llevará a escena por primera vez la propuesta inédita y original “Nuestra Señora de La Paz”, obra de danza, teatro y música “en vivo”, el sábado 29 y domingo 30 de julio, a horas 19:30, en el Teatro Municipal “Alberto Saavedra Pérez”.

La dirección artística en coreografía, vestuario y maquillaje es de Carmen Arce. La puesta en escena está a cargo del actor y dramaturgo Enrique Gorena y los textos son de Darío Torres, escritor y también actor. La musicalización será de la orquesta La Típica.

“La obra está basada en el trabajo de investigación institucional de Danzart Bolivia sobre la ciudad de La Paz en los años 40. Julio Medrano es el personaje principal, que llega a La Paz en esta década catalogada como la de mayor glamour en nuestra historia. La trama nos permitirá conocer personajes paceños que identifican a nuestra ciudad. Nos hará vivir épocas del año de manera cronológica, momentos y lugares que identifican a nuestra ciudad, tales como Alasita, Carnavales, el paseo del Prado, los festejos del 16 de Julio, El tambo, las fiestas de época y el 20 de octubre, fundación de Nuestra Señora de La Paz”, explica Arce.

En la obra estará presente todo el glamur de los años 40, acompañado de melodías especiales. La música es una recopilación de colección de las canciones de esa época, gracias al apoyo del Grupo Ajayus de Antaño.

“Un CD con la música que actualmente no se tiene grabada, será el aporte de Nuestra Señora de La Paz para los paceños. Este material fue trabajado y producido por la orquesta La Típica. ¿Cómo tener esta joya musical? Este CD está incluido en la pre venta del área de platea para las presentaciones de la obra, y todos quedan invitados a invertir en un espacio para ver la propuesta y llevarse la música para su colección personal. Platea tiene un costo de 90 Bs. (incluye CD), Anfiteatro 50 Bs. (no incluye CD) y Galería 30 Bs. (no incluye CD)”, anunció la directora de Danzart Bolivia.

Andaluz Bolivia en el 6 de Agosto

El ensamble Andaluz Bolivia, dirigido por Carlos Vargas, presentará un homenaje a Bolivia con el concierto “Fusionados”, un encuentro de la música boliviana con el arte flamenco. La cita es hoy en el Cine Teatro 6 de Agosto en funciones de matiné a las 15.30 y tanda a las 19.30, el costo de ambas es de Bs 40.

A decir de Vargas, esta presentación es una propuesta musical innovadora que congrega a más de 40 artistas en escena donde guitarras, voces, zampoñas y quenas vibran al son de las castañuelas, palmas, los jaleos y el bombo.

Destaca la presencia de la cantora española Ana Zumel, el maestro Freddy Vino (teclado), Fabricio ‘El Vito’ (cajón flamenco), el bajo lírico Eduardo Linares y la soprano Jocelym Salinas, acompañados por jóvenes virtuosos bolivianos.

Puerto Suárez Exponen muestras educativas

Obras maestras del Museo Nacional de Arte son expuestas en ambientes del Sindicato 10 de Noviembre del municipio de Puerto Suárez, la misma permanecerá hasta las primeras semanas del mes de agosto.

Las muestras cuentan con un manual de difusión tanto para estudiantes como para profesores, para que sean ellos los que coadyuven a enseñar, preservar y difundir nuestro invalorable patrimonio.

Desde 2016, el Museo Nacional de Arte lleva adelante el programa “El Museo donde tú Estás” cuyo objetivo es llegar con arte a zonas alejadas del país a través de reproducciones de una parte de su colección de arte virreinal, republicano, contemporáneo y arquitectura de su edificio. Una selección desde el siglo XVI hasta las últimas manifestaciones artísticas del siglo XX, dividida cronológica y temáticamente.

A la fecha “El Museo donde tú estás” ha llegado a más de cuarenta sitios y comunidades distantes, beneficiando principalmente a niños y jóvenes en edad escolar que por diferentes factores, no tuvieron la oportunidad de conocer y acceder a un museo y a la riqueza cultural que éstos exhiben.

Marco Alandia “La pintura está en declive”

Una muestra denominada “Grabados y Pinturas”, compuesta por una veintena de obras, en su mayoría grabados medianos y pequeños, acompañados por algunas pinturas abstractas al óleo, del artista Marcos Alandia, se exhiben en la Galería de Arte hasta el 13 de agosto. Este salón de exposición se ubica en la Av. Hernando Siles, esquina calle 5 de la zona de Obrajes, edificio Posgrado de la Universidad Privada Boliviana (UPB).

Para conocer un poco más del trabajo de este artista boliviano, les presentamos una entrevista que EL DIARIO realizó.

¿Cómo fue su acercamiento al mundo del arte y cómo empieza a pintar?

En casa, desde niño empecé con el dibujo. Muchos años después empecé con el acrílico sobre papel, grabado y luego conseguí hacer unos oleos aceptables.

¿Por qué pintura y no otra expresión artística?

Soy inútil para el resto.

¿Dónde nace su inspiración?

En mil cosas que me interesan: la luz cambiante de todos los días, cerámicas y tejidos antiguos; nuevamente la luz que atraviesa vasos de té o de whisky o floreros, el color en muchos maestros de la pintura clásica; también recibo estímulos de la música de cámara, del color de la tierra, del polvo de caseríos y laderas de Sudamérica.

¿Cuál ha sido la obra que más le ha marcado?

Es algo que cambia, pero se mantiene íntegra mi enorme emoción frente a algunas telas de Velázquez, entre otras. Muchas me matan: muero mucho.

Si sus obras pudiesen hablar… ¿Qué dirían sobre el artista?

Todas las obras tratan de decir, comunicar algo de las emociones que se desatan en el proceso creativo, con un lenguaje propio. Creo que mediante una correcta lectura se puede deducir algo sobre el artista.

¿Cuánto ha sido el tiempo máximo que ha pasado trabajando en una obra?

Tres años en una tela (discontinuamente).

¿Qué estilos y movimientos artísticos se ven reflejados en su pintura?

Bueno, antes trabajé durante varios años con la figura humana, desnudos y principalmente retratos (imaginarios), hasta que eso se agotó. Los últimos 15 años estoy trabajando con lo que se llama no figurativo o abstracto.

¿Qué pintores han influido en su vida, y quién le gusta de los actuales?

De Bolivia tengo una enorme deuda y gratitud con la obra de Oscar Pantoja y con algunas telas de Enrique Arnal. Luego muchos nombres de distintas épocas y países.

¿Cómo ve la pintura en el mundo contemporáneo?

En declive, lo cual me da mayor ánimo: es como luchar por una causa casi perdida.

¿En qué proyectos se encuentra trabajando actualmente?

Más pintura, más grabado, más dibujo.

Si no hubiera elegido ser artista ¿a qué se hubiese dedicado?

Me hubiera encantado ser escritor, pero también contrabandista de licores.

¿Qué es lo más importante en su vida?

Maravillarme.

Una pregunta obligada, ¿se puede vivir de arte?

Muchos lo consiguen, muchos otros dan clases, otros no sé. En general creo que se encuentra la forma.

EL ARTISTA

Marco Alandia nació en Tarija en 1957. Entró en contacto con el mundo del arte y la música a muy corta edad por influencia de su padre, el artista boliviano Óscar Alandia Pantoja. Hizo cursos de grabado en el Instituto Internazionale dell Incisione en Roma y de pintura en el Taller de Gonzalo Rodríguez en La Paz.

Ha realizado exposiciones colectivas en Asunción, Caracas, La Paz, Madrid, Roma, Londres y Viena. Individualmente ha expuesto en el museo nacional de arte y en diversas galerías e institutos en Roma, Viena y La Paz.

Arte sacro expresado con realismo

Walter Barrón Achá, un artista de mucho talento, expresó con mucha facilidad el realismo e hiperrealismo en base a investigaciones y buscando su propio estilo, convirtiéndose en uno de los pocos pintores, sino el único, que en las últimas décadas se dedicó a la pintura sacra, con murales en varias iglesias del país y el Ecuador, además de frescos que se encuentran en colecciones privadas.

En sus inicios, probó de la cultura Tiwanakota andina, además de profundizar los fenómenos cósmicos, telúricos, mostrando de esta manera su espiritualidad hasta llegar a concentrarse en el arte sacro, que durante años pintó en las iglesias y actualmente siguen vigentes sus obras.

Los últimos 19 años de su vida estuvo dedicado al arte sacro y de esta manera se hizo conocer con varios sacerdotes, que lo buscaban para realizar obras en sus iglesias.

“El arte religioso es demostrativo”, dijo en su momento, este excepcional plástico, que se metió de lleno a la fe católica para pintar murales que de por sí expresan la técnica de este sutil artista, se involucró tanto que llegado el momento estaba convencido de que sus obras eran angelicales (y no era un comentario irreal, pues sus obras tienen mucha fuerza espiritual) al igual que las del famoso pintor italiano Miguel Ángel, que plasmó la Capilla Sixtina, ambos vivieron su obra y fueron parte de esa fe, investigaron para llegar a las grandes obras que hoy tienen, en el caso de Barrón sucedió lo mismo, comenzó plasmando sus ideas de su creencia y llegar de esta manera a las personas con murales muy fuertes en cuanto se refiere a la simbología que utiliza el catolicismo.

LLORABA CUANDO PINTABA

Walter tenía una fe férrea, meditaba o lloraba cuando realizaba sus obras en las iglesias e incluso ambientaba su labor con música adecuada a la obras que pintaba en las iglesias, que cuando se las ve conmueven y llegan al alma, consiguiendo el objetivo de llegar al corazón de la gente, al margen de enviar fuertes mensajes de divinidad y evangelización.

La habilidad para hacer realismo lo hace un artista tan peculiar, además dominaba muy bien biología, expresaba rostros con gestos, manos, figuras en movimiento, ángeles y le salían perfectos, estaba muy dedicado a este tipo de arte al que pocos pintores se dedican.

OBRAS ORIGINALES

Los artistas pueden realizar arte sacro por encargo, pero no se dedican íntegramente como Barrón, que los hizo con tanto realismo e impacta sus obras por su originalidad, pues demuestra que no se conformó con realizar copias, sino creó lo suyo y que uno las puede apreciar actualmente en las iglesias de: Patacamaya con un mural de 600 metros cuadrados, es la obra más grande de Barrón, Iglesia Amor de Dios, nombre del mismo barrio, Iglesia Pablo de la Cruz en Bella Vista, Santa Rita, María Reina, Iglesia de la Exaltación de Obrajes, Flor del Carmelo de la Tejada Sorzano, en María Auxiliadora pintó el fondo del altar mayor, además de un cuadro. Luego tiene lienzos de la Divina Misericordia en varias parroquias de La Paz y Cochabamba.

Hay una obra denominada “El brote de la oración” en el Museo de Charcas de Sucre, que al final pasó en propiedad a esa entidad, cuando tenía 19 años, la técnica es muy depurada y con mucha mística.

Barrón, antes de encarar un mural o cuadros, realizaba una investigación profunda de rostros, historia, contextos y otros elementos que permitieron mostrar en sus murales realidades. La temática era de su creación en base a una concepción acorde con los requerimientos de las iglesias.

ÚNICO EN ARTE SACRO

A diferencias de muchos artistas con distintos estilos y tendencias, Barrón tuvo la virtud de ser el único artista que se dedicó al arte sacro, siendo uno los pocos, sino el único dedicado a este tipo de arte.

Este artista sucrense fue único, ya que pintaba cuadros para coleccionistas al margen de dedicarse al arte sacro en las iglesias. Falleció hace dos años en la ciudad de La Paz, pero dejó todo un legado de arte sacro con nuevas concepciones y visiones realistas en sus murales.

El gran dilema de Barrón era que cuando se le pedía algún fresco de sus obras no las tenía a la mano, pues en muchos casos tuvo que recurrir o dar referencia de sus obras en las iglesias o colecciones privadas. Entonces, los benefactores tuvieron que recorrer de manera obligada las iglesias, donde estaban las obras de este connotado pintor, que pese a su muerte mantiene vigente sus murales, nada menos cierto cuando dijo en su momento: “Estoy dejando arte para la gente que viene”.

PATRIMONIO PACEÑO

Los murales de Barrón, ahora patrimonio de las iglesias paceñas, efectivamente tienen vida, pero el gran problema a futuro será mantener esas obras, caso contrario desaparecerán, “existe un registro de sus obras, y se pueden reproducir en fotografías para alguna exposición en gigantografías, que es el sueño de la familia. La mayoría de las obras están en La Paz, interior del país y en Guayaquil-Ecuador, un mural en la Iglesia de la Virgen de la Nueva Esperanza y de esta manera presentar sus obras de manera pública”, recuerda su hijo Angelus Barrón, que sigue el legado de su padre y está dedicado a la pintura, además de ser un gran creativo en diseño gráfico. Mientras que la hija menor Maricarmen Barrón cursa estudios en el colegio.

OBRAS EN SUCRE

Algunas obras del pintor se encuentran con su familia en Sucre, especialmente de sus inicios y a futuro se pretende realizar una retrospectiva de su arte o quizás realizar un libro de este muralista de arte sacro, tan peculiar en sus obras religiosas.




viernes, 21 de julio de 2017

Artistas hacen fuerza por la salud de Gonzalo Cardozo


Para muchos es triste escuchar que uno de nuestros seres queridos esta delicado de salud, en este caso es muy sentido por un departamento, puesto que el reconocido artista plástico, Gonzalo Cardozo Alcalá, pasa un momento difícil en su salud, por lo que la mayoría de los orureños se manifiestan apoyando a este gran personaje del arte.

Lo poco que se pudo informar a través de las redes sociales, por parte de sus hijas es que se encuentra en terapia intensiva y necesitará de una intervención quirúrgica, para lo que requieren el apoyo de todos los orureños, como lo llama su familia, el "tata" necesita de todos quienes le conocen y aprecian.

Ante este momento difícil, varios artistas plásticos ya se manifestaron en las redes sociales y le envían su apoyo total, así como lo hace el presidente de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos (ABAP), Sergio Fernández.

"Estamos muy preocupados por un amigo, un hermano del arte como es Gonzalo Cardozo, quien desde hace tiempo ha sido un artista reconocido de nuestro departamento, destacándose en su escultura y además con su humilde familia trabajan en el arte mucho tiempo. Esperamos que se pueda sanar y pueda superar este momento difícil, por lo que damos un abrazo sincero de apoyo a toda su familia", refirió.

Por su lado el rector del Instituto Superior de Bellas Artes (ISBA), Finelez Llanque, recordó que Gonzalo fue docente en esta institución, pero por su carácter libre el prefirió dedicarse a su labor mucho más familiar, no sin antes dejar una huella profunda en todos los que le conocen.

"Su forma de trato que tiene como persona, siempre ha sido de manera informal, juguetón, no había caso de tenerlo quieto mucho tiempo, porque siempre ha sido un hombre completamente libre, para poder trabajar sus obras en sus talleres", recordó.

Su familia inició una campaña denominada "De corazón a corazón", cuya invitación manifiesta: "A todos los amigos y personas de bien, les invitamos a sumarse a esta campaña solidaria para la recaudación de fondos monetarios destinados a su recuperación. Pueden hacer su depósito solidario a la cuenta N° 3786754011 del Banco Bisa, a nombre de Kurmi Claudina Cardozo Velásquez".



SEMBLANZA

Gonzalo Cardozo Alcalá, es un escultor orureño quien desde su taller realizó todas sus obras artísticas, nos ha representado en eventos nacionales e internacionales como bienales de escultura en piedra, por ejemplo en países como Alemania, China y Colombia, entre otros.

Es acreedor de varios premios y reconocimientos, actualmente es responsable del Centro Cultural Catcarve (Casa Taller Cardozo Velásquez), y en el Programa "Para volver a ser niños...juguemos con ellos", del cual es director, a través de esta actividad se realizó la socialización de temas de interés común como: ecología, el plantado de árboles, salud e higiene; con campañas de salubridad, nutrición, ferias tradicionales.

Paralelamente siempre estuvo presente el tema de expresión y creatividad a través de jornadas de pintura, cerámica y tejidos dirigido a niños, adolescentes, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad; mismas que se realizaron en todo el territorio nacional.

Su casa, que a la vez es su taller de trabajo se ha convertido en un museo que contiene los más diversos objetos de arte que van desde piezas arqueológicas hasta cuadros de destacados artistas bolivianos, quienes son reconocidos internacionalmente.

La casa está abierta al público, actividad que se realiza sólo por desprendimiento y en la pretensión de difundir el arte acercándolo al público de todas las edades, especialmente a los niños y jóvenes estudiantes, quienes visitan frecuentemente la casa donde también se reúnen intelectuales, artistas y amigos, preferentemente los primeros viernes de cada mes cuando se llevan a cabo las tradicionales k´oas.

Arte, Pintura, Cultura, Teatro