martes, 25 de abril de 2017

El tejido en cobre se convierte en expresión artística

Es uno de los mejores conductores de electricidad, pero para Cynthia Dorfler Undurraga es la materia prima para expresar aquello que ve en sueños. En sus manos el alambre de cobre recubierto se transforma en un tejido con diversas formas, como las púas que rodean los pétalos de rosa que, a su vez, protegen a un corazón.

Unas alas cobrizas fluyen por la espalda de un maniquí. Su superficie no está cubierta de plumas sino de finos puntos que constituyen un tejido de metal hecho a mano. Cada ala lleva 150 metros de alambre de cobre y es el trabajo de un mes y medio.

"Con cada cuadro o pieza aprendo algo nuevo al experimentar; se trata de fluir con el metal y eso se logra con la práctica. Creo que es la expresión de lo más profundo del alma”, dice la creadora.

Los corazones protegidos en pétalos y alambre de púas significan la protección de la esencia de cada ser. Una muñeca de metal lleva un corazón de trapo que nadie puede ver mientras que otro corazón yace protegido por una pirámide tejida. Todos son parte de la marca Tejido en Metal creada por Dorfler.

De momento, tiene nueve piezas y tiene cuatro más en proceso de elaboración. Su trabajo, previamente seleccionado para un calendario, es expuesto en el tour Viva el Arte este fin de semana en la estación de la Curva de Holguín, de la línea Amarilla del teleférico.
El 17 y 18 de junio, Tejido en Metal también estará presente en el Primer Festival Experimental Viva el Arte en el campo ferial Chuquiago Marka.

Tejido en metal

Dorfler nació en Argentina hace 33 años y se crió en Chile para luego trasladarse a Bolivia, hace 15 que vive en La Paz. De concluir la carrera de ingeniería comercial pasó a la orfebrería debido a la necesidad recurrente de crear y materializar algo con sus manos. Empezó diseñando ropa y pronto pasó a explorar otras áreas.

Hace orfebrería en plata y ha trabajado haciendo filigrana, repujado y tejido en cobre, hace siete años. "Me di cuenta de que hago joyas, pero como artista -como soy artista en el fondo- me limitaba la expresión del alma. Entonces me animé a hacer estos cuadros y obras más grandes que entran dentro de lo que es el arte plástico”, detalla.

Cuando asistió al primer taller de tejido en plata en la tercera clase pensó, "esto no es para mí”. El hilo de metal tendía a romperse, el brillo no permitía ver claramente. Es un oficio que requiere perseverancia. Por ello, dejó los cursos y un año después decidió retomar la técnica, pero en forma autodidacta.

Un material milenario

Los primeros vestigios del uso del cobre datan del 700 a.C. Fueron utensilios hallados en el actual territorio de Turquía e Irak. Desde entonces ha sido un metal que ha sido utilizado para diferentes artículos, pero tejer a partir de él es otra cosa. Lo más complicado de esta práctica es controlar que no se quiebre o enrede porque si eso sucede es necesario volver a empezar.
Mejorar su técnica de tejido la llevó a pensar que finalmente estaba lista para dar el siguiente paso. Desde hace un año se enfocó en los cuadros, que requieren entre una semana y un mes de trabajo.

Admite que a veces inicia una idea que se convierte en algo totalmente distinto y que al finalizar una de las piezas no tiene idea del concepto que tendrá la siguiente.

Muchas veces un sueño le da las pautas para su siguiente proyecto.

En países como Perú, el tejido en cobre para joyería es común. Algunos artistas se destacan llevando los textiles de este metal a otras áreas como la moda o el arte plástico como Hernán Reyes Pino, que ha fusionado la artesanía con la moda desde 1970, y su compatriota Raquel Yuhaniak que elabora obras a partir de textiles con este material.

"Intento que todos los elementos sean de cobre, pero hay ciertos elementos como los corazones que elaboré con papel maché. Usé también una de mis chaquetas para el relleno de la muñeca”, explica Dorfler.

Cuando se le consulta por qué considera que lo que hace es una expresión artística, ella responde que no todo el mundo ve el arte desde la misma perspectiva, pero que ello tiene que ver con la expresión de la belleza. "Creo que la belleza provoca algo en las personas, creo que se trata de generar algo en quien observa cada una de las piezas”, finaliza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro